GAY BLOG BR by SCRUFF

Por Vitor Liberatori
Director Senior de Productos en Elsevier

No me gusta el fútbol, no tengo mujer, pero en mis primeros años en la empresa en la que trabajo desde hace casi 20 años, este tipo de charlas en reuniones y pasillos todavía me hacían enmudecer. ¿Y cuando me preguntaron qué pensaba del partido o a dónde solía ir con mi mujer? Salía por la tangente. A principios de la década de 2000, llevaba una máscara el 100% del tiempo en el entorno corporativo.

Hoy en día, no por tener un cargo superior y ser más maduro me siento cómodo siendo gay en el trabajo. Pero también porque, a lo largo de estos años, he vivido la transformación de las empresas en relación con la diversidad LGBTQIA+, especialmente los diversos y bienvenidos movimientos en Elsevier, la multinacional en la que he ido construyendo mi carrera.

Entré como profesional del telemarketing, ya seguro de que quería más. Tendría que demostrar mis habilidades, mi capacidad de crecimiento. Pero, ¿cómo hacer marketing personal sin poder ser lo que uno es?

Cabe destacar que nunca he sufrido ningún tipo de vergüenza en Elsevier, sin embargo, sabemos lo prejuiciosa que es la sociedad en general y cómo nos afectan nuestras emociones. Si en el siglo 21 hay gente que todavía confunde la competencia con la forma de vestir y el peinado, ¿imagina qué mensajes pueden enviar los jefes y compañeros de trabajo cisgénero que son conservadores en su interacción diaria con un hombre casado con otro hombre?

Seguí trabajando duro en mis objetivos profesionales, sin compartir mi vida personal en el entorno laboral, salvo con mi jefa directa, que, años después, ¡fue la anfitriona de mi boda! Tenerla a mi lado durante todos estos años fue y sigue siendo muy importante.

He estado observando los movimientos de la empresa, cada vez más comprometida con la diversidad en todo su espectro social: el ascenso de varias mujeres a puestos de alta dirección, la contratación de más personas de raza negra para diversos puestos y más personas LGBTQIA+. Cuantos más compañeros en los despachos, más nos reconocemos y ganamos fuerza para creer que «lo importante es la calidad de lo que entrego».

La apertura a la diferencia estaba ocurriendo. Porque, admitámoslo, un entorno con múltiples perfiles genera ideas más plurales y creativas. Y eso significa productividad. ¡Bingo!

En 2013, tuvimos noticias del lanzamiento de la Red del Orgullo de Elsevier para los empleados LGBT en Ámsterdam. En aquel momento, el material publicitario decía: «Aunque la mayoría de las grandes empresas prohíben ahora la discriminación por motivos de orientación sexual, algunas van más allá para garantizar que los empleados homosexuales se sientan bienvenidos y apoyados. El proceso de cambio está lejos de haber terminado, y los trabajadores más jóvenes de hoy están mucho más relajados con respecto a la homosexualidad que sus padres».

Siete años después, en 2020, Elsevier obtiene la certificación de Campeón de la Diversidad LGBT+ en Alemania en el marco del programa PRIDE 500, que conecta con la estrategia global de inclusión y diversidad de la empresa.

En nuestras oficinas aquí en Brasil, sentimos el impacto de cada uno de estos pasos y nos inspiramos para formar nuestros propios grupos de discusión. Al fin y al cabo, la mayoría de estas iniciativas están dirigidas por los empleados (para los que desean un cambio en el lugar de trabajo, he aquí un consejo).

Pero, ¿qué significan las redes y certificaciones de diversidad en el día a día? Pues bien, entre muchos movimientos sutiles e importantes, la cultura corporativa de la diversidad pasa por la formación en sensibilidad y profesionales de RRHH preparados para las cuestiones específicas del universo LGBTQIA+; la visibilidad de este colectivo en la comunicación interna y externa, así como el apoyo externo a la comunidad LGBTQIA+; las posturas y actitudes previstas en el Código de Ética y Conducta Empresarial o en el Código de Conducta de Proveedores, entre otras varias acciones.

Todo esto puede llamarse simplemente RESPETO.

Hoy puedo ser quien soy el 100% del tiempo. Porque cuido de mi salud emocional, porque sé que soy competente y porque trabajo en una empresa LGBTQIA+ friendly. ¿Y tu?

Por Vitor Liberatori
Director Senior de Productos en Elsevier

Vitor Liberatori 1 - crédito Divulgación Elsevier
Vitor Liberatori – Crédito – Divulgación/Elsevier



Únete a nuestra comunidad de más de 15 millones de chicos

Encuentra exactamente los chicos que te gustan usando los filtros de búsqueda poderosos de SCRUFF. Hazte Embajador SCRUFF Venture para ayudar a los miembros que vienen de visita a tu ciudad. Busca una agenda actualizada de los mejores festivales, fiestas, orgullos y eventos gay. Aumenta tus posibilidades con SCRUFF Pro y desbloquea más de 30 funciones avanzadas. Baja la app SCRUFF aquí.