GAY BLOG BR by SCRUFF

This article is also available in: Português

Iran Giusti es un nombre frecuente cuando se trata de emprendimiento social LGBT+. Luego de pasar por canales como iGay, del Portal IG, y BuzzFeed Brasil, Giusti se dedica a Casa 1, un proyecto social sin fines de lucro que acoge a personas en situación de vulnerabilidad.

Eres el fundador de Casa 1, un centro de cultura y acogida dirigido a la población LGBT. ¿Cuáles son los principales desafíos a los que se ha enfrentado Casa 1 en este momento de pandemia y aislamiento social?

Creo que, como todos los demás, los desafíos son: dinero e incertidumbres en materia de salud. Al inicio de la pandemia, todos los avisos públicos que habíamos solicitado fueron cancelados y también cesaron todas las acciones relacionadas con el mes del orgullo, ahora en junio, que comenzaban a articularse, también se paralizaron. Afortunadamente, perdimos pocos donantes de nuestro crowdfunding recurrente e incluso ganamos algunos nuevos. Las marcas entendieron un poco el panorama general y están corriendo para realizar acciones que nos ayudarán mucho en el mantenimiento del proyecto.

Todo este tema del dinero es muy complicado, porque además de mantener tres espacios físicos: centro de recepción, centro cultural (Galpón Casa 1) y clínica social, contamos con 21 profesionales contratados y contratadas, además de las demandas que se han incrementado según ejemplo de canastas de alimentos básicos, que ahora suman 887 en junio (30% de ellas para personas LGBT).

Ahora, en relación a las incertidumbres en relación a la salud, es algo que lamentablemente no hemos avanzado mucho: tanto el gobierno municipal como el estatal han entrado en el ímpetu del gobierno federal e incluso las muertes en la ciudad y en el creciente estado están en reapertura. Justo al comienzo de la pandemia, suspendimos a los recién llegados y a los 12 residentes que permanecieron en total aislamiento. Hoy se quedaron cuatro (los demás terminaron yendo a casa de amigos o familiares o pudieron alquilar habitaciones). Este lugar ha sido muy difícil para nosotros: por un lado, hay jóvenes que necesitan ser acogidos, y por otro, no podemos poner también en riesgo la salud de quienes ya están acompañados por el proyecto. En los casos más graves de solicitudes de recepción, las discutimos individualmente y hacemos posibles derivaciones.

En este punto, es importante señalar que no hay recepción, para asistencia y apoyo, brindamos profesionales de salud mental para escuchar, abogados para ayudar a solicitar asistencia de emergencia y nos articulamos con otros centros públicos de recepción para tratar de encontrar vacantes.

¿Viste el 1er Desfile Virtual del Orgullo LGBT+ en San Pablo? ¿Y cómo ve la elección de presentadores?

Confieso que vi muy poco y no tiene nada que ver con ser el Desfile, sino porque realmente casi no consumo videos y lives con normalidad y ahora con este proceso de aislamiento estos formatos incluso han aumentado en la programación de Casa 1 así que estoy un poco sobrecargado.

En cuanto a lo que vi y luego leí en las críticas, entendí completamente tanto lo que motivó a la Asociación del Desfile a hacer como las críticas que sufrieron.

Primero, hay que tener en cuenta que fue un momento peculiar y fue necesario adaptarse muy rápidamente para el evento, por lo que parecía bastante lógico buscar personas que ya tuvieran contacto con el formato de producción de video e incluso estructura para la realización, esto sumado a las prácticas del mercado publicitario (que patrocinó el evento) que siempre busca nombres con gran número y culminó en la lista de presentadores elegidos.

Esto no significa que no se haya podido seleccionar a personas más plurales, sobre todo en el grupo de edad o incluso un mayor esfuerzo para traer al menos informes de las personas que integran el movimiento en la ciudad y en el estado. Si perdieran en calidad técnica de la transmisión, ganarían en contenido.

También se debe tener cuidado de no descalificar el trabajo de los más jóvenes que estuvieron allí. Ellos y ellas producen mucho contenido y ayudan a que los debates comunitarios continúen constantemente, a veces de una manera que yo, Irán, no haría y no hago. Pero teniendo en cuenta la cantidad de cosas que ellos y ellas producen, creo que es completamente normal tener errores en el camino.

Además, las actuaciones musicales estuvieron bien ejecutadas, pero también muy centradas en grandes nombres, algo que es difícil de aceptar dado que el festival Marsha, por ejemplo, quien hizo la edición «Enter the Room» a principios de abril y trajo a internet a una decena de artistas trans y travestis con una altísima calidad técnica de producción sin que nadie tenga que salir de casa.

El año pasado, escribiste una publicación en Facebook. en el que criticaba la gestión del Desfile de San Pablo, incluso hubo denuncias de corrupción reportadas por algunos medios de la época. ¿Hubo cambios después de estas controversias? ¿Intentaste contactar con ellos este año?

Había algunas preguntas de los miembros de la Asociación del Desfile en el propio post, pero no tenían ni el título de aclaración ni la búsqueda de diálogo; entonces, no hubo respuesta de mi lado. Además, somos conscientes de que algunas personas buscan sistemáticamente algo para «demandar a la Casa 1», pero nada de esto se ha formalizado ni nos ha llegado directamente.

Otro grupo de personas dialoga mucho con nosotros, y hasta nos pidieron que enviáramos un video explicando sobre Casa 1 para pasar durante el evento, pero no tuvimos tiempo suficiente para producirlo. Este también es un punto importante, así como Casa 1 no es Iran Giusti, Asociación del Desfile no es una sola persona sino un colectivo y hay todo tipo de articulaciones en su interior.

A partir de esta crítica a la publicación que hizo el año pasado, dio a entender que el Desfile LGBT en San Pablo ha pasado del activismo a un negocio con intereses propios. ¿Sería eso?

Si no me equivoco, lo que critiqué en el post fueron dos puntos: la falta de contenido político y la falta de transparencia en la gestión de los recursos. No puedo decirte si el Desfile se ha convertido en un negocio de su propio interés como dices porque no tenemos acceso a los datos y valores que se generan con el patrocinio.

La justificación de la Asociación es que la gente no entendería particularmente por qué recaudan tanto dinero durante el desfile y mantienen la organización durante todo el año. Para mí esta es una lógica muy fácil de entender, Casa 1 hace esto, decimos todo el tiempo que junio es nuestra Navidad, que es cuando recolectamos el dinero que nos sustente el resto del año.

Además, realmente no creo que los contratos con marcas y empresas sean tan millonarios como la gente piensa exactamente porque hablamos mucho con estas empresas. Pero hay algo de dinero y la pregunta es a dónde va, teniendo en cuenta que la mayoría de los tríos, así como toda la estructura es financiada por el municipio, así como la sede de la asociación la da el gobierno y las personas que trabajan en el evento son todas voluntarias.

Mis críticas en relación al dinero son porque sé lo difícil que es cerrar la cuenta, porque sé que en el imaginario popular las ONG son ricas solo porque recibieron dinero de empresas o porque tienen contrato con el Estado. Y no es así, que insistimos en rendir cuentas todo el tiempo.

Aún sobre este tema, ¿cree que el Desfile es un evento político organizado por una ONG?

Desde el momento en que el Desfile necesitó contar con el apoyo estructural del Ayuntamiento, tuvo que ser muy educado en las agendas políticas y eso es un problema. Nunca tuve problemas con la «Parada ser Micareta», para mí tiene que ser muy micareta y muy carnaval, hacia arriba, vivaz, esta es nuestra forma de vida: aunque estemos pasando por muchos problemas, estamos ahí en la niebla. Pero creo que se puede tener de todo, el colectivo Revolta daLâmpada lo demuestra con el lema «Fervo también es Lucha». Necesitamos pistas, necesitamos actuaciones críticas, necesitamos tener temas efectivos y no genéricos como «Democracia». ¿Qué es la democracia al final? ¿Puede una comunidad que depende del poder judicial para tener algún derecho reclamar vivir en un estado democrático y tener que usar su evento principal para defender un sistema político que ignora sistemáticamente nuestras demandas?

¿Por qué, en su opinión, se usó mal el trío eléctrico del Desfile LGBT?

A mí, Irán, no me gustan los tríos, ya me han invitado para irme del Desfile, en tríos en el carnaval, etc., pero siempre me negué porque creo que el trío estratifica el evento que ocurre en un país tan estratificado, lo mismo ocurre para los camarotes. Solo estoy en esos lugares en los que necesito estar por trabajo cuando, por ejemplo, tuvimos un trío en una manifestación en el Parque do Bixiga en 2018 o bien en un Desfile donde subí a hacer una historia para iGay, un vehículo que funcionó como reportero y en este caso incluso subí. Hice lo que tenía que hacer y bajé, pasé 10 minutos allí arriba.

Ahora, teniendo en cuenta el tamaño y las necesidades técnicas del desfile, entiendo al trío como una necesidad, así que lo usamos con fines políticos y de actuación.

En la configuración actual, el primer trío viene con los políticos y el presentador, que en los últimos años ha sido Tchaka, y realmente tiene más líneas políticas, sin embargo esta práctica tiene que estar en todos los autos. Prohibir pancartas y carteles en la parte superior del automóvil es otro problema: si está bien organizado con contenido previamente aprobado, ¿por qué no? Entiendo que no se puede abrir, después de todo hemos visto muchos casos como el de Sérgio Camargo, un negro que está al frente de una institución que debe velar por los derechos de la población negra con actitudes extremadamente racistas, algo que podría pasar con las bandas, pero con el diálogo y las reglas no habría problema.

Finalmente, los tríos no pueden ni deben ser camarotes, con gente que se despide desde allá arriba: se está haciendo mucho arte, hay muchísimos buenos intérpretes en la ciudad, hay muchas formas de enviar mensajes y decir lo que necesitamos a través del arte.

El año pasado te pusiste en contacto con el Desfile para hacer un trío de Casa 1, con el objetivo de acercar la cultura LGBT (performances, teatro, etc.) y alegaste que te pedían 1 millón de reales. ¿Quién te pidió esa cantidad surrealista? ¿Y cómo reaccionaste ya que Casa 1 es un espacio que depende de donaciones y sería una forma de dar a conocer la labor social que haces por la comunidad LGBT que son víctimas de prejuicios?

Quien pasó el valor fue el contacto indicado por el trío de negociaciones en el Desfile y honestamente no recuerdo el nombre y creo que tampoco vale la pena decirlo en vista de que representaba un cargo del Desfile.

En mi opinión, hubo dos preguntas que pesaron esta cantidad, la primera es la justificación de que toda organización quiere tener un trío en el desfile y eso sería inviable, por lo que incluso los autos tienen temas (hombres trans, mujeres trans, personas que viven con VIH) y reúnen a personas de diferentes organizaciones. Cuando yo era más joven y la ciudad no cedía los autos, los que financiaban eran los bailes y cada uno tenía su propio trío. Para evitar esta hinchazón y desgaste del tipo «pero fulano tiene un trío y yo no» pongo este piso de muy alto valor para hacer inviable a todos.

Particularmente, creo que ninguna de las dos configuraciones (ayuntamiento o bailes) me parece acertada, porque restringen por completo las posibilidades del evento. Primero, creo que se debe fomentar la creación de bloques, como sucede en los desfiles militares o en los desfiles de las escuelas de samba: todos representando sus luchas, sus posiciones, abriendo la diversidad y pluralidad del movimiento y los tríos vendrían como alas abiertas con atracciones alineadas con esos bloques.

Otro punto es este imaginario de que Casa 1 es un proyecto rico debido a las muchas asociaciones que tenemos y, sí, hoy tenemos una condición financiera mucho más segura que la mayoría de los otros proyectos sociales, pero estamos muy lejos de ser ricos y nuestro fondo de caja, por ejemplo, apoya el proyecto con tres meses de antelación, es decir, si no entra ningún proyecto de marca y si dejamos de recibir donaciones, estamos abiertos solo por tres meses.

A partir de este imaginario, Asociación del Desfile estableció el valor predeterminado. Les explicamos que sí teníamos patrocinadores (la idea era reunir a varios y también financiar colectivamente al trío) y dijeron que solo sería posible si este patrocinador cerraba directamente con ellos, algo que negamos. La idea del trío era, además de intentar hacer algo diferente en el Desfile, mucho más político y artístico, también retribuir a todos los involucrados en el trío Casa 1, porque aunque es un evento político y de entretenimiento, sigue siendo trabajo.

¿En su opinión, fue el representante del desfile del Orgullo LGBT virtual de este año?

El debate sobre la representatividad ha recibido merecidamente el espacio que necesita, pero hay que tener cuidado con puntuar ciertas cosas: por ejemplo, faltaban nombres históricos y este es un problema muy grande, pero no podemos menospreciar el hecho de que teníamos un equipo de presentadoras con mujeres lesbianas, negros y trans, todos históricamente invisibles dentro del movimiento.

Además, tuvimos a Pepita y Liniker actuando, artistas trans muy prominentes, así como una mujer lesbiana y negra, Ellen Oléria, abriendo el evento.

Dicho esto, creo que es más correcto decir que hubo menos representatividad de la que era posible tener.

Y hablando de representatividad, posaste desnudo para el proyecto fotográficoChicos que retrata la pluralidad de cuerpos. ¿Cómo fue esta experiencia de romper los estándares estéticos que estamos acostumbrados a ver en las sesiones de fotos en general (cuerpo definido / curado y sin pelo)?

Chicos no fue el primer proyecto de desnudo que planteé, de hecho, el primero fue antes de esta ola y que creé, llamado Nenhuma Nudez Será Castigada, allá por 2013, que tenía el propósito de explorar cuerpos más plurales. Y fue muy hermoso. Además de Chicos, también hice una prueba con Fábio da Motta, quien, como Chicos, tiene una cantidad mucho mayor de los llamados modelos de cuerpo estándar.

La gran pregunta de esta estandarización en estos proyectos viene dada primero por la presión y estandarización del mundo: no podemos solo acusar a Fábio y Rodrigo de Chicos y Fabio da Motta que solo fotografían patrones, si la gran mayoría de modelos que se sienten cómodos con la desnudez tienen este cuerpo estándar. Recuerdo mucho que cuando hablé con Fabio da Motta y se emocionó mucho cuando le dije que estaría bien que publicara mi foto en Instagram porque hace pruebas con personas gordas pero no autorizan la publicación.

Particularmente, no creo que haya roto nada e hice una publicación realmente importante en mi medio sobre este tema de la desnudez, que para mí me ayudó específicamente como un ejercicio para comprender mi propio cuerpo y sentirme cómodo con él, pero este es un debate súper complejo y que implica muchas capas que el movimiento body positive ha estado explorando con mucha fuerza (y, lamentablemente, en ocasiones ha generado presión desde el lado opuesto).

¿Quién es la figura LGBT más representativa del país en la actualidad?

Creo que hay muchos hombres gay haciendo trabajos muy importantes, sin embargo siento que en el campo de la lucha contra la LGBTfobia en su conjunto y en el campo de la representación son las personas trans las que han representado y menciono aquí a tres entre tantas: Jaqueline Gomes de Jesus, Erika Hilton y Erica Malunguinho.

¿Pueden visitarlo personas de San Pablo que quieran conocer el trabajo realizado por Casa 1? Y en relación con el voluntariado, ¿cómo deben proceder?

En un principio, la reapertura de Galpão Casa 1 y Clínica Social Casa 1, los dos espacios de acceso público se llevará a cabo parcialmente en agosto, en caso de que tengamos un avance en relación al control del coronavirus en San Pablo. Hasta entonces, puedes seguir el trabajo de Casa 1 a través de nuestras redes: Facebook, Instagram, Twitter, Spotify, Youtube y Blog. En nuestro sitio web tenemos un registro de voluntarios que pueden actuar desde la formación de voluntariado que debe realizarse desde septiembre.

This article is also available in: Português

Únete a nuestra comunidad de más de 15 millones de chicos

Encuentra exactamente los chicos que te gustan usando los filtros de búsqueda poderosos de SCRUFF. Hazte Embajador SCRUFF Venture para ayudar a los miembros que vienen de visita a tu ciudad. Busca una agenda actualizada de los mejores festivales, fiestas, orgullos y eventos gay. Aumenta tus posibilidades con SCRUFF Pro y desbloquea más de 30 funciones avanzadas. Baja la app SCRUFF aquí.