This article is also available in: Português English

GAY BLOG by SCRUFF

Erudito en música clásica y canto lírico, Sergio Rohmanelli nació en Italia, pero vive en Brasil hace 20 años. El profesor universitario inició su carrera musical en 2014, con la banda Vita Balera, proyecto que exploró el rock alternativo con letras en italiano.

Uniendo estética, vestuario, letra y música, Rohmanelli fusiona ritmos y estilos, dando a su arte la androgénica característica de su personalidad artística. Con dos obras publicadas, «Anomalous» y «Fanatismi», el artista escapa de la monotonía y se permite probar nuevas direcciones en el arte en cada obra realizada.

Su nuevo paso, es una asociación con el rapero Raphael Warlock. “Macho Discreto”, coproducido con Binho Manenti, es un tema con un fuerte concepto sobre la libertad de expresión y la visibilidad LGBT+ con un clip transgresor que abre una nueva etapa en la carrera del artista.

Rohmanelli en un ensayo
Rohmanelli – Foto: Bruno Ropelato

Su nuevo álbum, que será lanzado el próximo día 29, tiene un título curioso, «Brazil’ejru». ¿Cómo llegó a este nombre?

Sí, [Brazil’ejru] entre corchetes, porque es la transcripción fonética de la palabra brasileña. Es cómo lo pronunciamos y no cómo lo escribimos, para marcar muchas cosas: primero, mi intención de retratar a Brasil desde la oralidad, la cultura callejera, de las periferias, de las comunidades y no desde la élite de la norma culta; Brasil «pop», secundariamente, porque soy un extranjero que vive en Brasil desde hace 22 años y tengo un acento, una identidad, mi forma de ser BRAZILEJRU. Y finalmente, como soy lingüista y académico, quería resaltar mi otro lado en la música también.

Su música aborda aspectos que involucran patrones sexuales, amorosos, políticos y religiosos. ¿Cómo analiza este momento actual en el país?

Es un momento peligroso, contradictorio y estimulante al mismo tiempo. Ciertamente, hay un cuestionamiento retrógrado y violento de una matriz evangélica y fascista de todos los derechos y libertades adquiridos a través de batallas y muertes durante muchos años: aborto, matrimonio gay, homofobia, transfobia, preservación del medio ambiente, racismo, etc. Por otro lado, una fuerte reacción por parte de la comunidad y las mayorías minoritarias que se traduce en mucha lucha, arte palpitante, pero tenemos que hacer mucho más, creo que todos, pero sobre todo artistas y entidades públicas tenemos que aportar cada vez más.

El clip de la canción Macho Discreto mezcla rap con electrónica, esa fusión musical es algo que forma parte de su trabajo. ¿Sería esa canción sobre la libertad de expresión para ser quien eres, quien quieres ser?

«Macho Discreto» fue la primera canción que compusimos y grabamos en este álbum, salió el año pasado y causó mucho (el video tiene más de 100 mil visitas en Youtube y más de 200 mil transmisiones en Spotify). Y le dio norte a todo el sonido del álbum. Me gusta demasiado el rap, el hip hop y el trap, creo que seguro que son los géneros musicales más innovadores y comprometidos de la actualidad. Como no soy rapero, tenía muchas ganas de tener esta estética y fuerza en mi música y llamé a Warllock, un rapero negro y LGBTQI+, para participar de este himno femenino – feminista – afeminado como yo lo defino.

Esta canción es una bofetada en la cara y una mano extendida; una bofetada porque aunque es difícil asumir (no fue fácil para nadie), necesitamos despertarnos y dejar de ponernos como merecedores solo de las orgías, los chismes, para vivir nuestra propia sexualidad. Esto ya pasó, la sexualidad es felicidad, vida, no podemos aceptar tener sexo con culpa y miedo todo el tiempo, ni esconder este deseo detrás de matrimonios y relaciones de fachada que estropean la vida de todos. Y una mano extendida, porque los que ya estamos fuera de esta oscuridad durante mucho tiempo, debemos exponernos para ayudar a los que todavía están allí.

Rohmanelli – Foto: Bruno Ropelato

Incluso en este clip te afeitas el pelo. ¿No fue difícil renunciar a la vanidad incluso en nombre del arte?

Sí, lo fue. Pensé mucho, incluso había desistido de hacerlo, pero el día de la grabación de esa escena, en ese mismo momento, decidí que sí, el clip lo merecía, eso le daría mucha fuerza a la verdad de esta canción. Soy de Libra, italiano, la estética es todo para mí, soy muy vanidoso, pero fue genial descubrir otra forma de ser, salirme de lo habitual, y cómo veo al Arte como un intérprete, que se pone al servicio de un hecho artístico, que se deja moldear por el director, el objetivo estético, etc; Yo creo que sí, tenemos que hacer todo por el Arte, hasta renunciar a nuestra vanidad.

Naciste en Italia, pero has vivido en Brasil durante más de 20 años. ¿Qué te trajo aquí?

Me trajo el cansancio, la curiosidad, la ansiedad por lo obvio. No me veo trabajando y viviendo en el mismo lugar y con las mismas personas. Vivió en Bérgamo, en el norte de Italia, en una ciudad provinciana, católica y muy atrasada. Siempre he sido muy libre y siempre he causado mucho escándalo, bulla, acoso y violencia desde que era niño. Todo eso me cansó, necesitaba volar y tener otros horizontes. La gente aquí en Brasil siempre piensa que para los gays del exterior todo es más fácil, pero no lo es. Europa es muy conservadora, hay mucho racismo, tiene una ola de derecha y fascismo desde hace mucho tiempo. Italia fue el último país en reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo, fue demasiado para mí. Como tengo tíos en Bahía, vine a pasar un tiempo sin pretensiones, fue un amor repentino que perdura hasta hoy. Amo a Brasil, defiendo a Brasil, Brasil me enseñó a ser más libre y feliz de verdad, siento que tengo el deber de defender a Brasil siempre. Es un país y un pueblo que se merece mucho más que la basura en la que vivimos. Este disco habla de todo esto, es mi homenaje a este extraordinario país.

También eres profesor universitario, es como si durante el día fueras Sergio y por la noche apareciera tu alter ego Rohmanelli, rompiendo cualquier paradigma. ¿Sería algo así?

Sí, en cierto modo, sí, pero no tan separados (risas). Fui a dar clases y justo después en la propia UFSC en mi oficina me vestí, me maquillé, me puse tacones y fui a actuar a la rectoría, a eventos académicos organizados por mis compañeros o por mí. Ya grabé un clip en la UFSC (el primero titulado Anomalous) con los alumnos del curso. Creo que tenemos que demostrar que somos muchas cosas y que una no disminuye a la otra y que pueden convivir en un mismo espacio. Soy un profesor muy serio y competente; artista e intérprete provocador. Hay dos formas de hacer lo mismo, trato de cuestionar, de estimular la crítica, de romper esos ridículos paradigmas de lo que se puede y no se puede, que hoy nos persigue y limita. ¡Bastaaaa! No tenemos mucho más tiempo para evolucionar, tiene que ser ahora.

Rohmanelli – Foto: Bruno Ropelato

¿Quiénes son tus influencias musicales nacionales e internacionales?

Ah… son muchas, desde new wave y el post punk de finales de los 70 y 80 hasta el rap, hip hop, trap actual, pero también música clásica y ópera italiana. Ciertamente David Bowie, Ney Matogrosso, Renato Zero, Gorillaz, Stromae, Janelle Monáe, Elza Soares, Bethânia… muchos, todos por diferentes motivos.

Su visual tiene algo de andrógino, mezclando trajes masculinos y femeninos. ¿De dónde viene esa androginia?

sim. Lo que dijiste es muy importante. Me ocupo del concepto de Androginia y no de Transgénero, son cosas muy diferentes. Es un concepto más de los 80 y 90. Soy un hombre cis muy bien resuelto y feliz con esta identidad, pero que además disfruta de su propio lado femenino asociado erróneamente al maquillaje, tacones, sensualidad etc. Creo que todo esto es una tontería, un hombre puede usar tacones, maquillarse, etc., sin estar asociado con eso para Drag o Trans. Son cosas muy diferentes y no deben ser confundidas. Es más un tema estético, siempre me gustó el maquillaje y los tacones y la ropa de mujer y no veo por qué un hombre no puede usarlo si lo hace más hermoso, más atractivo, más interesante; también nací Andrógino, tengo rasgos finos, piel tersa, no tengo pelo, nací así feliz y no quiero cambiar eso para complacer a nadie. Soy Andrógino y feliz, y esta síntesis se expresé en el clip de Macho Discreto, incluso me tatué en vivo en el clip el símbolo del Renacimiento Andrógino en la espalda, para que quede claro, no es una barba y un cabello lo que me hace un hombre más hombre; ¡tonterías!

Su álbum debut «Anomalous«, fue un trabajo conceptual que viajó entre el portugués, el inglés y el italiano. ¿Por qué esa fusión de idiomas?

¡Verdad! Bueno … como dije soy lingüista, doy clases de idiomas extranjeros, hablo varios y quería estudiarlos todos, para mí es normal hablar y componer en varios idiomas, entonces fue natural. Creo que expresa bien esta pluralidad que soy y que quiero expresar: Anomalous es un trabajo sobre el concepto de Anomalía, anormalidad, normalidad etc; Todas las canciones abordan eso, hay «normalidad», porque todos queremos ser aceptados de alguna manera, y ser aceptados es más fácil cuando no cuestionamos a los demás y sus estándares. Siempre fui al revés, siempre hice y fui lo que quería, siempre fui considerado anomalous en cada grupo que intenté reunir, incluso LGBTQI+ y otros. Nunca somos lo suficientemente «correctos» para cada grupo, todos tienen normas. Entonces sabes qué, me cabreé, soy lo que soy, como a quien le guste, nunca participé en ningún grupo, mi grupo soy yo. ¡Eso es ser ANOMALOUS!

¿Te sientes representado musicalmente cuando se trata de la escena musical LGBT?

En parte. Como dije antes, no me identifico del todo con ningún grupo, ni con LGBT; musicalmente me gusta la música electrónica y dance, siempre lo disfruté. Soy bailarín y para mí la música tiene que ser bailable, la parte rítmica para mí es fundamental, esto sin duda viene de los clubes gays de los 80 y 90 etc. Por otro lado, mi música tiene mucho peso, me gusta mucho el rock, la música dark, mi pop es un Transpop como lo definí. Tiene una estructura pop pero no es ligera, no busca agradar, tiene timbres pesados, guitarras etc. Esto creo que me aleja de cierto gusto de artistas y público LGBT, pero hay muchos de los actuales con los que me identifico mucho y que tienen este peso: Linn da Quebrada, Jup do Bairro, Rico Dalasam y muchos otros. Los admiro mucho a todos, pero son más del rap, pop lgbt honestamente creo que es un poco repetitivo y demasiado ligero, necesita renovarse, atreverse un poco y dejar de imitar a las divas del pop extranjeras. Acá tenemos mucha riqueza cultural y musical, no necesitamos imitar a nadie.

En 2018, has lanzado “Fanatismi”, una obra toda en italiano, ¿cómo fue el impacto de esa obra?

Fue buena. Fue mi primer álbum todo en mi lengua materna. Aquí en Brasil y en el mundo simplemente hay mucho amor por el idioma y la música italiana y siempre me lo piden, incluso tengo un show en vivo solo de canciones clásicas italianas llamado Censurate y que, hasta ahora, lo estoy haciendo en vivo en las plataformas. La música italiana es muy bonita, es muy bueno poder cantar en italiano, porque es completamente diferente componer y cantar en otro idioma. Cada uno tiene sus propias especificidades y atmósferas, pero en este caso, no me interesa repetir un cliché, así que le doy mi cara a esta tradición con arreglos novedosos e insólitos, siempre mezclando lo electrónico con lo orgánico. También grabé clips de estas canciones en italiano, uno en Bélgica (con el coautor y productor del álbum), espero que les guste, están en mi canal de YouTube.

Rohmanelli – Foto: Bruno Ropelato

En varias fotos suyas Rohmanelli, su maquillaje y estilo, recuerda al cantante David Bowie. ¿Es una inspiración para ti?

Sin duda es mi mayor referencia. Entré al mundo adulto gracias a David Bowie, cuando vi la película Christiane F y escuché esa banda sonora y leí el libro cuando tenía 10 años. Casi me echan de la escuela, porque convencí a todos mis amigos para que vieran y leyeran ese libro que habla de drogas, sexualidad y diversidad. Le debemos mucho, porque David Bowie nos mostró que ser «Anomalous» no es una discapacidad, sino una fortaleza.

Eso cambió mi vida, gran artista, en continua evolución, nunca hizo un disco como otro, siempre experimentó, fue pop, rock, electrónica, clásica … siempre sin hacer caso a las reglas. Eso para mí es ser un hombre y artista libre, perseguir la coherencia artística y de vida propia y no la de los demás o el gusto del público. Físicamente me parezco mucho a él, siempre dicen todos, y luego el hecho de ser andrógino como él, me ayudó y por supuesto resalto esto aún más con el maquillaje y vestuario que todos hacen referencia a los 80, después de todo yo era un adolescente en los 80. Eso queda marcado, no hay forma de quitárnoslo, y toda esta construcción de mi estética visual es el resultado de un enorme trabajo e investigación que llevo a cabo con mi gran amigo y socio: Ricardo Saugo, diseñador de vestuario y director de arte, también. cómo le debo mucho a mi productor musical Binho Manenti, quien me ayudó a construir este sonido todo mio. Estoy muy agradecido con ellos y con todos los que trabajan conmigo.

Sigan a Rohmanelli:

www.rohmanelli.com
www.facebook.com/rohmanellioficial
www.instagram.com/rohmanelli
En Spotify, solo ingrese a este enlace.

This article is also available in: Português English

Únete a nuestra comunidad de más de 15 millones de chicos

Encuentra exactamente los chicos que te gustan usando los filtros de búsqueda poderosos de SCRUFF. Hazte Embajador SCRUFF Venture para ayudar a los miembros que vienen de visita a tu ciudad. Busca una agenda actualizada de los mejores festivales, fiestas, orgullos y eventos gay. Aumenta tus posibilidades con SCRUFF Pro y desbloquea más de 30 funciones avanzadas. Baja la app SCRUFF aquí.