GAY BLOG BR by SCRUFF

This article is also available in: Português

La fascinación por los vikingos está en el aire: desde los videojuegos hasta las series de televisión, estos guerreros marinos escandinavos han estado atrayendo mucha atención últimamente. Mucha gente piensa que son piratas rubios musculosos que no perdonan a nadie en sus brutales ataques, pero veo mucha diversidad y humanidad en su cultura y sus historias.

Soy un gran fan de “Assassin’s Creed”, de Ubisoft. Cada uno de los 12 juegos tiene lugar en un escenario histórico, como el Antiguo Egipto o el Renacimiento italiano. En el último, «Assassin’s Creed Valhalla», vivimos la vida del Viking Evior. Este juego despertó mi interés por la mitología nórdica, y me fascinó tanto que fui a ver la serie “Vikings”, que mis amigos ya me habían recomendado.

La historia está inspirada en la saga del vikingo Ragnar Lothbrok, un héroe nórdico legendario, y se la recomiendo a todos los amigos que aman “Game of Thrones”. El hilo conductor de las dos series es muy similar, con personajes cautivadores que intentan tomar el trono. Solo «Game of Thrones» es una fantasía, y «Vikings» se basa en hechos históricos. Si te gustan las escenas de batalla realistas, con muertes horribles, no veas la serie, porque en realidad estos saqueos no eran tan frecuentes. Cuando no estaban en batalla, los vikingos eran agricultores que vivían con sencillez, pero disfrutaban intensamente de cada momento.

Me enganché con la serie y me hizo pensar mucho en nuestra sociedad, la humanidad y (por supuesto) las redes sociales. Además de atacar, torturar y matar, creo que los vikingos y sus increíbles historias pueden enseñarnos muchas lecciones.

¿Qué podemos aprender de los vikingos para vivir mejor? Orkut Buyukkokten
¿Qué podemos aprender de los vikingos para vivir mejor? Orkut Buyukkokten

Vivir en comunidad da sentido a nuestra vida

Habiendo vivido en muchos países, me di cuenta de que el individualismo marca la cultura de Europa Occidental y Estados Unidos. La gente pone sus necesidades individuales por encima de las necesidades sociales, se valora mucho la independencia y se hace mucho hincapié en la identidad personal. El problema es que quienes viven en una cultura individualista tienen menos redes de apoyo, menos competencia emocional y peor salud mental, según la investigación.

En los Estados Unidos, dos de cada cinco personas sienten que sus relaciones son insignificantes y que están aisladas. Así que encuentro un placer ver las aldeas vikingas en la serie, con su sentido de comunidad y unidad, tanto en la batalla como en la crianza de los hijos. Juntos, celebraron sus victorias y lloraron sus dolores. Uno dependía del otro. Esto es importante porque somos seres sociales, nuestras interacciones completan nuestra existencia y dan sentido a nuestra vida. Esta, de hecho, fue una de las lecciones de la pandemia para todos nosotros: necesitamos estar cerca de otras personas para mantener una buena salud mental.

El que vive bien no teme a la muerte

Los vikingos fueron valientes y abrazaron su mortalidad. Encontraron una forma de superar el mayor miedo de una sociedad individualista: el de morir. Durante milenios, la vida humana ha sido muy corta. Hoy tenemos la mayor longevidad de todos los tiempos, pero nunca estamos preparados para morir porque pensamos que aún no hemos cumplido nuestro destino. Esto se debe principalmente a que cultivamos altas expectativas en relación a la vida, y siempre nos estamos comparando con los demás (especialmente en las redes sociales).

Ver personas con cuerpos esculpidos, hacer fiestas elegantes y viajar por el mundo abre la desigualdad que existe en nuestras vidas. Es por eso que muchas personas se sienten insatisfechas, desplazadas y comienzan a desear una casa más grande, un novio más sexy, un auto mejor. Y entonces no nos damos cuenta de que la satisfacción proviene del amor, la bondad, la amistad, el apoyo mutuo. Cuando somos buenos con nosotros mismos y con los demás y vivimos la verdadera felicidad, la idea de la muerte no es tan amenazante; después de todo, puede haber un pasaje a otra vida, ya sea en el cielo o en Valhalla.

La curiosidad es el motor del cambio

Los vikingos tenían curiosidad. Les encantaba explorar lo desconocido y querían saber más sobre todo lo que veían y tocaban. Tenían la armada más avanzada de su tiempo y eran viajeros insaciables. Si todavía no podemos viajar, su desafío para nosotros es: ¿por qué no tomarse el tiempo para aprender algo nuevo (como tocar un instrumento, hablar otro idioma, probar una receta diferente) en lugar de ceder a la tentación de ver otro video? de TikTok o pasar horas maratón corriendo una serie?

¿Por qué no romper la tendencia a conformarnos con lo cómodo y aceptar más riesgos en nuestra vida? Las oportunidades ocultas solo aparecen para quienes las persiguen, nadie hace realidad los sueños en la zona de confort. ¿Por qué tenemos tanto miedo de explorar, de cambiar de carrera, de cambiar de ciudad, de cambiar de país, de salir con alguien que no es nuestro “tipo”? ¿Eres activo? ¿Por qué no asumir las responsabilidades para variar? ¿Te gustan las películas de acción? Intenta ver un documental. Tenemos miedo de abrirnos el pecho y correr riesgos porque no queremos que nos juzguen, así que pretendemos que cumplimos con los estándares. Seguir al rebaño es simplemente tener miedo de ser la oveja perdida, es decir, nosotros mismos.

Hombres y mujeres son iguales

En comparación con muchas mujeres en ese momento (y hoy en día), los vikingos tenían más libertad y derechos. Podían heredar y poseer tierras, solicitar el divorcio y tener un alto estatus social. Su fuerza era notable y se dedicaron a la esgrima y al desarrollo de habilidades bélicas, además de navegar y luchar codo con codo con los hombres. Fueron muy respetados. Lagertha, la primera esposa de Ragnar Lothbrok, es una de mis heroínas favoritas en «Vikings». Además de ser una vikinga maravillosa y elegante en la serie, es una figura histórica. De hecho, mucha gente discute quién es la rubia más dura: ¿Lagertha o Danerys, de “Game of Thrones”? Lagertha se aprovecha en el combate cuerpo a cuerpo, pero… Danery tiene dragones. Una pelea dura, seguro.

La curiosidad y el coraje de los vikingos son maravillosos, al igual que su buen corazón, su lealtad, su sentido de propósito y su deseo de conquistar territorios inexplorados. Hoy en día, ¿quién se atrevería a ir a la batalla o abrazar la idea de la muerte como ellos? De acuerdo, es posible que no podamos vivir exactamente como un vikingo, pero su cultura nos inspira a ver que cada día es una nueva oportunidad para imaginar, tener coraje, explorar el mundo y encontrar la amistad y el amor, sin olvidar nunca ser amable.

This article is also available in: Português

Únete a nuestra comunidad de más de 15 millones de chicos

Encuentra exactamente los chicos que te gustan usando los filtros de búsqueda poderosos de SCRUFF. Hazte Embajador SCRUFF Venture para ayudar a los miembros que vienen de visita a tu ciudad. Busca una agenda actualizada de los mejores festivales, fiestas, orgullos y eventos gay. Aumenta tus posibilidades con SCRUFF Pro y desbloquea más de 30 funciones avanzadas. Baja la app SCRUFF aquí.

Empreendedor pioneiro em mídias sociais de São Francisco e cofundador e CEO da hello.com, dedica-se a reunir pessoas, online e offline. Construiu uma das primeiras redes sociais, o orkut.com, que inspirou mais de 300 milhões de usuários ao redor do mundo a se unirem e fazerem conexões autênticas. Orkut é gay e militante da diversidade e da igualdade. Comentarista frequente sobre impactos positivos e negativos das redes sociais, também é um ávido programador, barman e massagista profissional. Adora dançar e é conhecido por fazer uma das melhores festas durante o Pride em São Francisco. Acompanhe o Orkut em instagram.com/orkutb e participe da nova rede social: hello.com