GAY BLOG BR by SCRUFF

This article is also available in: Português English

¿Eres del tipo que pide refresco normal o cero? ¿Eliges el asiento junto a la ventana o el asiento del pasillo? ¿Te gusta la tribu de hombres o de mujeres? Todos tienen preferencias: un color, una serie, un champú favorito. Con todo en la vida, probamos las variedades, evaluamos las opciones y nos sentimos cómodos cuando encontramos un favorito. Pero cuando se trata de «citas», parece que no somos tan flexibles y estamos dispuestos a probar nuevos sabores…

En general, las personas tienden a salir con un tipo específico de personas, según muestra una investigación. No hay nada nuevo en esto: basta con mirar nuestro círculo de amigos para ver que todos tenemos amigos heterosexuales que dicen que les gusta cierto tipo de mujer, como blanca o negra. Con senos grandes o pequeños. Con pelo largo o corto. En el mundo gay, las preferencias se dividen en ciertos estereotipos. Como en la escuela de magia de Harry Potter, cada uno pertenece a una casa. Cuando le preguntamos a un chico gay qué tipo de hombre le gusta, la respuesta suele ser algo como «barbie», «jovencito», «oso» o «papá». ¿Prefieres un tío musculoso, un lobo o una nutria? ¿Blanco o negro? ¿Activo o pasivo? Parece que estamos eligiendo sabores en una gran heladería.

Hay gente que hace cola sabiendo ya que quiere helado de crema o de pistacho. Y esto también es cierto para nuestras relaciones: tendemos a seguir esta coherencia porque todo lo que es familiar trae confort. Hacerlo nos da la impresión de que todos tenemos un tipo. Por otro lado, romper este patrón y salir de la zona de confort puede producir una hermosa sorpresa: el amor verdadero puede hacer que tus pies se levanten del suelo de una manera inesperada.

A la hora de elegir pareja, hay quienes dicen que la belleza está en el ojo del espectador. Para mí, esto parece más una defensa para aquellos que no quieren ser juzgados por sus preferencias personales. Hablando de romance, esa frase suena injustificada, y me parece un poco problemática, especialmente en una cultura obsesionada con la juventud, los músculos y grandes penes.

Muchas aplicaciones de citas incluso tienen filtros para no coincidir con personas de una raza o etnia en particular. Es decir, muchos chicos que buscan una pasión limitan sus opciones pensando que tienen «un tipo». Creo que mejor nos deshacemos de todos los filtros que podamos, ampliamos nuestro horizonte para encontrar una pareja que nunca podríamos haber imaginado porque «no es nuestro tipo».

Un ejemplo: ¿quién no ama a un chico que parece modelo y tiene un perro? También pensé que este era mi tipo. Por supuesto, un hombre que tiene un perro es cuidadoso y cariñoso, pensé. Además, ¿quién no quiere hacer cucharita en un cuerpo esculpido, de esos que aparecen incluso debajo de una camisa gruesa? La realidad me mostró que estaba muy equivocado. Salí con dos tipos que tenían un perro: uno era un sociópata y el otro, un narcisista del infierno.

La belleza es un concepto cultural y físico, y su patrón está definido por la cultura dominante en cada momento. Siempre he sido un firme defensor de traer más diversidad a nuestras vidas, la sociedad y el entorno laboral. ¡Extender esta mente abierta a mi vida afectiva también me hizo descubrir nuevos sabores que ni siquiera sabía que existían! Salí con chicos diez años mayores y menores. Flaco y musculoso. Altos y bajos. Ingenieros y no ingenieros. Blancos y negros. Americanos, turcos y brasileños. Cada vez que me involucro con un chico que rompe el patrón anterior, reconozco aún más que en realidad no tengo un tipo.

Al final, mi último novio resultó ser un ingeniero, mitad alemán y mitad mexicano, que vive con su gato. Antes de nuestra primera “cita”, miré sus redes sociales, por supuesto, y sus actividades en Internet. Descubrí que era muy diferente a todos los que había salido, y definitivamente rompió mis estándares. Honestamente, no pensé que habría una segunda cita. Solo que, afortunadamente para mí, estaba tristemente equivocado. Y el mundo ha ganado otro ejemplo de lo importante que es abrazar la diversidad y mantener la mente abierta cuando queremos conectarnos con los demás, ya sea un amigo, un amante o —¿quién sabe?— el amor de nuestra vida.

This article is also available in: Português English

Únete a nuestra comunidad de más de 15 millones de chicos

Encuentra exactamente los chicos que te gustan usando los filtros de búsqueda poderosos de SCRUFF. Hazte Embajador SCRUFF Venture para ayudar a los miembros que vienen de visita a tu ciudad. Busca una agenda actualizada de los mejores festivales, fiestas, orgullos y eventos gay. Aumenta tus posibilidades con SCRUFF Pro y desbloquea más de 30 funciones avanzadas. Baja la app SCRUFF aquí.

Empreendedor pioneiro em mídias sociais de São Francisco e co-fundador e CEO da hello.com, dedica-se a reunir pessoas, online e offline. Construiu uma das primeiras redes sociais, o orkut.com, que inspirou mais de 300 milhões de usuários ao redor do mundo a se unirem e fazerem conexões autênticas. Orkut é gay e militante da diversidade e da igualdade. Comentarista frequente sobre impactos positivos e negativos das redes sociais, também é um ávido programador, barman e massagista profissional. Adora dançar e é conhecido por fazer uma das melhores festas durante o Pride em São Francisco. Acompanhe o Orkut em instagram.com/orkutb e participe da nova rede social: hello.com