This article is also available in: Português

GAY BLOG by SCRUFF

El otro día iba conduciendo, en medio de la tarde, cuando me di cuenta que el automóvil de delante se movía entre los carriles de la derecha y la izquierda. La conductora estaba claramente al teléfono, se la podía ver sosteniendo un celular. Al darme cuenta que ella estaba colocando otras vidas en riesgo con esa desatención, hice lo que pensé que era correcto: toqué la bocina para alertarla.

Solo que, en lugar de darse cuenta y salir del teléfono, ella decidió para el automóvil para darme una lección por haber tocado la bocina (!). Ella frenó bruscamente; y yo también. Resultado: el camión que venía atrás, conducido por otro conductor distraído, chocó mi automóvil. ¿Y quién dijo que él paró para disculparse y cambiar informaciones sobre las reparaciones y seguros? Solo aceleró y desapareció. En ese momento, respiré hondo y pendé: “¿es así? ¿Nos convertimos en este tipo de sociedad, enojados, egoístas y mezquinos?”.

Momentos así me hacen sentir que necesitamos desesperadamente un héroe. No solo porque las cosas parecen ir muy mal, sino porque hay tantas otras respuestas que no tenemos… ¿Será que el Covid-19 fue creado en laboratorio? ¿Podemos llegar a tenerlo mas de una vez? Debo lavarme las manos durante 17 u 83 segundos? Estamos conviviendo hace meses con la enfermedad, pero hasta ahora hay muchas cosas que aún no sabemos – más de la mitad de las pruebas de anticuerpos da resultados falsos; no tenemos vacuna ni cura.

¿Y dónde estaría ese héroe? Cuando somos pequeños, miramos el ejemplo de nuestros padres. A medida que crecemos, nos inspiramos en buenos jefes, políticos, líderes. Esperamos que estas personas nos orienten en tiempos difíciles. Son los líderes los que nos dan esperanza; sin ellos, quedamos perdidos en sentimientos de impotencia y desesperanza, alimentándonos de miedo, depresión y ansiedad. Pero, lamentablemente, me parece que cada vez está mas claro que, en medio de esta pandemia, no tenemos este liderazgo.

Además, el hecho de que estemos encerrados en casa, sin salir con amigos, sin ver la familia, está pesando bastante en nuestra salud mental. En cuarentena, estamos bajo un estrés tremendo, más aún cuando pasamos mucho tiempo en las redes sociales, donde el contenido se distorsiona para tener más impacto emocional y atraer el máximo posible la atención amplificando las noticias sobre que está enfermo o murió de Covid-19.

Este tipo de cosas alimenta un miedo casi irracional. Muchas personas sienten que están perdiendo el control, e intentan hacer lo que está a su alcance para tener más seguridad, incluso si eso significa hacer algo que no tenga mucho sentido, como ir al mercado a comprar mucho papel higiénico y leche. Otros tienen mucho miedo de morir – e imagino si eso tiene que ver con la falta de propósito en la vida. Nadie está preparado para la muerte, claro. Todos tenemos una ambición o meta para el futuro, pero me pregunto si esa preocupación por evitar los peligros a toda costa no hacen que dejemos de vivir los momentos de cada día – esos que deberíamos valorar.

En medio de tanta desorientación, es normal sentirse aislado e inseguro. En lugar de dejar que el miedo nos torne aún más egoístas, la pandemia puede ser vista como una oportunidad de hacer las cosas diferentes, de dejar aflorar también los sentimientos de hacer el bien, para acercarnos a las personas y revelar nuestro lado más agradable.

Al final, creo que ser un héroe es eso: cada día encontrar fuerzas para superar el miedo, actuar en beneficio de todos, no solo de uno mismo, tomar las decisiones importantes y acertadas, incluso cuando son las más difíciles. En tiempos desafiadores, ser más amables con los demás. Si todos somos más amables y colaborativos, podremos, en resumen, construir una sociedad más saludable y satisfecha. Inclusive vivir más: estudios mostraron que las personas que tienen una buena vida social son más longevas que las solitarias.

En este momento, necesitamos difundir la compasión, la empatía y gentileza, porque la situación actual está siendo bastante difícil para todos. Me quedo con la sabiduría de estas palabras atribuidas a un teólogo escocés: “Sean amables”, dice, “porque todos estamos luchando una batalla sobre la que no sabemos nada.” Ahora es el momento de ofrecer más cuidado, más amor y más apoyo para nuestros familiares y amigos. Es hora de fortalecer nuestras conexiones.

This article is also available in: Português

Únete a nuestra comunidad de más de 15 millones de chicos

Encuentra exactamente los chicos que te gustan usando los filtros de búsqueda poderosos de SCRUFF. Hazte Embajador SCRUFF Venture para ayudar a los miembros que vienen de visita a tu ciudad. Busca una agenda actualizada de los mejores festivales, fiestas, orgullos y eventos gay. Aumenta tus posibilidades con SCRUFF Pro y desbloquea más de 30 funciones avanzadas. Baja la app SCRUFF aquí.

Empreendedor pioneiro em mídias sociais de São Francisco e co-fundador e CEO da hello.com, dedica-se a reunir pessoas, online e offline. Construiu uma das primeiras redes sociais, o orkut.com, que inspirou mais de 300 milhões de usuários ao redor do mundo a se unirem e fazerem conexões autênticas. Orkut é gay e militante da diversidade e da igualdade. Comentarista frequente sobre impactos positivos e negativos das redes sociais, também é um ávido programador, barman e massagista profissional. Adora dançar e é conhecido por fazer uma das melhores festas durante o Pride em São Francisco. Acompanhe o Orkut em instagram.com/orkutb e participe da nova rede social: hello.com